la ciudad en internet  
  

 

 

 

Historia de Coronel

Fotos Antiguas

Hito Galvarino

Batalla de Coronel

Historia de los Tsunamis

Isla Santa María

playa blanca coronel

Playa Blanca

Nuevo - Paseo las Olas


Sección Motoquera  Coronel City.cl 

motos de chile

 

Correo

gmail

Coronelcity

 

 

Libro de Visitas

 

 

La Lamparita

lota schwager

LotaSchwager.cl

 

 

El Tiempo on line

 

 

 

Links

Tv on line

Plano de Coronel

 

 

 

 



 
 
Historia de Coronel.

 

La historia de Coronel que se detalla a continuación esta basada en la Historia de Coronel de Héctor Aburto C. y Manuel Gutiérrez G. de 1999.

 

"EL FUNDADOR": JORGE ROJAS MIRANDA

 

Era el otoño de 1824, a un año de la abdicación del Director Supremo don Bernardo O'Higgins, y en pleno período de anarquía o era de los Pipiolos; en la ciudad de la Serena un 23 de abril nace Jorge Rojas Miranda, hijo de don Bernardino Rojas y la señora María Trinidad Miranda,29 ambos descendientes de antiguas familias pertenecientes a la aristocracia local, pero, que por ciertas eventualidades adversas, se fueron quedando con los gra10s recuerdos de un pasado glorioso.

En su infancia se incorporó al liceo de La Serena, donde estudió pacientemente, con vivo interés. Geología y minas, teniendo como maestro al destacado minerologista polaco Ignacio Domeyko, siendo uno de sus más jóvenes discípulos.
Apenas se alzaba por los 12 años de edad, cuando. el destino y sus avatares, lo golpeó con irreverente crueldad, sus padres fallecen, dejándolo en la orfandad más absoluta. Este trágico suceso lo marcó en lo más profundo de su alma, acelerando en él su proceso de maduración. Cursó estudios hasta la edad de 21 años, etapa de su vida que debió cambiar las aulas por un trabajo en la fundición de cobre "Dieguito", al interior de La Serena, distante diez leguas, en un empleo por lo demás modesto.3l
Desde que Jorge Rojas puso pie en tierras de Lirquén se entregó sin presentido a un cambio de vida total, como aquel que viene predestinado a cumplir una obra de gran magnitud; llevó a cabo la consolidación e inicio de la industria carbonífera. Lo que se experimentó durante la mayor parte de la década de 1840 fue un esbozo simple de lo que vendría más tarde, convirtiéndose en el prefacio de la obra cuyo autor es el serenense Rojas.

No deben haber dudas, y aunque, en un principio todos los esfuerzos realizados se dirigieron hacia el establecimiento de Lirquén, girando en tomo a una necesidad marcada por tratar de proveer aquel recinto con buen carbón para fundir con un mayor provecho, esto cambiaría a poco de iniciar la explotación de las minas de Puchoco.
El 04 de mayo de 1850, solicita la apertura de la caleta de Coronel, tal solicitud fue aprobada mediante un decreto supremo que habilitó a embarcaciones mayores nacionales para que transportasen carbón de piedra desde Coronel hacia el puerto habilitado de Lirquén.

No conforme con lo obtenido, en el transcurso de un mes (el 24 de junio) eleva una nueva petición al gobierno dirigido por don Manuel Bulnes, argumentando lo siguiente:
Señor Intendente:
Jorge Rojas, dueño de las minas situadas en Coronel, ante V.S. con el mayor respeto espone: que sin embargo de haber recibido con estimación posible la gracia que el Spmo. gobierno me concedió a nombre de D. Joaquín Edwards por decreto de mayo 4 ultimo pasado ... aún con esto no se ha llenado el objeto de mi pretensión, porque habiendo empleado en el establecimiento de minas un capital, para el desarrollo de una industria que pone en ejercicio un crecido número de brazos ... siendo las minas abundantes i que prometen larga duración, me he propuesto hacer extraer carbón aún para el estranjero, porque a más de satisfacer las exigencias del país, pueden sobrar cantidades considerables por la abundancia.,,
La respuesta a esta solicitud fue positiva, pudiendo conseguir de forma legal, levantar sobre bases sólidas una industria que le debe a él su fundación. Ya no restringe el destino de la producción de sus minas, sólo a fundir mineral de cobre. Sino que, amplía el mercado de la hulla nacional, con esa tenacidad y voluntad que lo caracterizó.
Jorge Rojas Miranda debió luchar tenazmente para poder lograr la acreditación del carbón de Coronel. :- a que, el combustible fósil que se extraía en el país no gozaba de mucho prestigio en comparación al que se importaba desde Inglaterra. que en ilIo tempore, se le tomaba como netamente superior, rasgo típico de la idiosincrasia chilena que, ya por esa época, hacía notar con fuerza la tendencia marcada por todo aquello que no fuese nacional: sobre esto expone Raúl Santis Cerda, en su libro: "El carbón en la economía nacional":
" ... la desconfianza, el desprestigio por los productos nacionales, y la propaganda de desprestigio del carbón nacional en que se empeñaban los importadores de carbón inglés ... nadie quena aceptar el carbón chileno ..• nadie quiso aventurarse siquiera a probar en aquella época ... lo importado es mejor. Aunque pueda dar fe de su bondad sino del hecho de ser importado.,,


Los primeros cargamentos los envió gratuitamente a los puertos de Coquimbo, con el objeto que se experimentase en los hornos de fundición con el carbón de Puchoco. El resultado fue el poder dar venta a su producción en el año 1851 a un precio de $ 6 la tonelada. Hasta el año de 1852 fue el único productor en el país.


Matías Cousiño hizo lo mismo en las minas de Lota, cuando se asoció a José Antonio Alemparte y Thomas Bland Garland con el fin de abrir mercado a su producto. realizó el envío de partidas de carbón gratis al norte a los puertos de Coquimbo, Atacama y Tarapacá, además hacia San Francisco, en Norteamérica a y Panamá; pero, por más lejos que halla mandado su producto, él se constituyó en el segundo en hacerlo.
Jorge Rojas una vez consolidadas sus pretensiones, se radicó definitivamente en la ciudad de Concepción, lugar en el cual, se desenvolvió como un digno hombre, que trató de aportar todo lo que fuera posible para estimular el desarrollo de la provincia, y de Chile. Se casó con una distinguida dama penquista, Adelaida Pradel Silva y Morales, hija de Miguel Pradel y de Dolores Silva y Morales y Ruiz de Berecedo.

Participó fervientemente en política, teniendo muchos sinsabores durante el pronunciamiento de Concepción contra el gobierno de Montt, tras la derrota del ejército del sur, en el año 1859; fue miembro del parlamento en representación de la ciudad que lo acogió, sin embargo, estas mismas actividades le jugaron una mala pasada, siendo su sino el recibir duros golpes, así quedó demostrado en los momentos que se hace partidario del bando balmacedista para la revolución de 1891, el cual salió derrotado; iniciándose la persecución de los adherentes al presidente Balmaceda; Jorge Rojas debió refugiarse en el claustro de Santo Domingo con su familia. El lunes 18 de julio a las diez y media de la mañana, en un frío invierno del año 1892, fallece el padre de la industria del carbón en Chile, a la edad de 68 años.

JORGE ROJAS MIRANDA pdf

 

Federico Schwager

Es poco y nada lo que se sabe sobre la persona de Federico Guillermo Schwager I, tan solo que, nació en Alemania el año de 1789, en la ciudad llamada Zerbst, en el estado de Sajonia Anhalt. Por razones que hasta el día de hoy son totalmente desconocidas, emigró de su suelo natal para venirse a establecerse a Chile, según Hardey Evans, a principios del siglo XIX habría llegado al país, pues, en 1830 se le halla en Valparaíso plenamente arraigado, figurando su nombre entre los fundadores del club Alemán.

El señor Schwager I contrajo matrimonio con una dama de origen inglés llamada Mary Maginnes con quien tuvo cinco hijos, de los cuales, Federico Guillermo Schwager II y Carolina, una de sus hijas, son los que más directamente relacionados estuvieron con la empresa carbonífera. Su actividad se vinculó al negocio de seguros y también como agente de una compañía de vapores en la compra de carbón. No muy afortunado en los negocios que emprendió, murió en julio del año de 1861, dejando una cantidad de deudas considerable su familia; cinco años más tarde fallece su esposa, en el mes de noviembre de 1866.

El hijo, al que se le suele confundir con el padre, Federico Guillermo Schwager II, es quien con el transcurso del tiempo transformó en el magnate de la industria del carbón en Coronel. Los únicos datos biográficos fueron entregados por su amigo Albert Chadowicki, (1836-1907) de origen Polaco, casado con Marie Reclam una de las hermanas de Minna Claude (Reclam), suegra de Marion Schwager; Chadowicki, que también era profesor de música, tenia la particular costumbre de llevar diarios de vida, donde menciona varios pasajes a "fred", como solía nombrarle.

En esas crónicas se caracteriza a "Fred" Schwager, como un ­hombre de gran habilidad y energía en las tareas que emprendía; sin embargo, Federico Schwager sufrió durante gran parte de su vida por consecuencia de un feble estado de salud. Con la muerte de su padre y una deuda de $150.000 que le dejó, debió afrontar momentos de angustia, a pesar de todo demostró tener tenacidad y una fortaleza espiritual inquebrantable, que le permitió salir del paso airoso. Era el tiempo en el cual se encontraba asociado a los Délano y con un monumental puesto en la industria, que tanto honor le daría.

La primera intervención de Schwager II en la industria del carbón, se tiene para el año de 1855, cuando le hizo un préstamo a Ramón Rojas por la suma de $12.000. Posteriormente tendría como sitio de iniciación de sus explotaciones el sector de "Boca Maule".

Cuando transcurría el año de 1866, el señor Schwager II se vio obligado a abandonar la "Compañía de Puchoco", a causa de un grave accidente ocurrido en Valparaíso a. bajar de un tranvía. Por tal situación vende todas sus acciones y también las de sus hermanas a G. Délano en la cantidad de $600.000 pesos, al igual que un derecho sobre las minas de Boca Maule, que otorgaría una cantidad de $0,25 pesos por tonelada extraída.

Luego de un reposo de tres años. Schwager volvió de lleno a sus negocios y con renovados bríos, de ahora en adelante, se comienza a estructurar su empresa, en los primeros años de 1870, siendo hacia el 1875 que adquirió a Antonio Mora. descendiente de María Mora, el 50% de los derechos correspondientes a los territorios de "Boca" y "huerta" ubicados en la ribera de: estero Maule, por un monto anual de $1.000 pesos; dos años más tarde. compra todos los derechos, tanto de extracción del mineral como de la ocupación del suelo.

En estos sitios se extrajo carbón de piques de escasa profundidad, el principal de ellos se le denomino "Pique Nº 1", más tarde reemplazado por los Chiflones conocidos bajo el nombre de "Santa María" y el "Chiflón Nº4”, que entró en servicio el año de 1876, el que fue una espectacular obra de i11geniería; los trabajos para habilitarlo tuvieron sus inicios en el 1870, perforándose sobre una roca ubicada entre dos mareas. la que aún con buen tiempo era azotada por las o1as.66 Este chiflón estuvo en actividad hasta el 1924, teniéndose que cerrar por la crisis que afectó a la industria, por entonces, y por la decisión tomada por la gerencia de la empresa de concentrar la explotación en el sector de Boca Maule.

Estas minas, como las demás de Coronel, fueron trabajadas siguiendo el sistema de "muralla larga" (Long wall), registrándose la fuerte influencia llegada desde el otro lado de: Atlántico, específica mente Inglaterra; fueron los propios técnicos e ingenieros británicos que implementaron tal sistema en las labores extractivas.

El mismo Federico Schwager sentía una profunda admiración hacia Inglaterra, según Chadowicki, "El país con el cual después de Chile, se identificaba mejor", de tal modo, su descendencia alemana sólo quedó en eso, hablaba y escribía perfectamente el inglés, ocupó el cargo de vicecónsul británico en Coronel.

Por otra parte extendió su industria a otros sectores, es así, como en el año de 1886, firmó un contrato con José Antonio de la Jara, para explotar en mutua sociedad las minas de carbón encontradas en el fundo "Canta Rana", propiedad de este ultimo. Este convenio consta de siete artículos en los cuales, de la Jara sede sus terrenos con todo lo disponible en ellos, cuyos lindes son: por el norte, la calle Montt; por el sur, los Carrera; al oriente, la calle Freire; y al occidente, la calle de Rivera. En cuanto a la administración esta queda en responsabilidad de Federico Schwager, sin ninguna participación de José A. De La Jara; las ganancias quedan repartidas entre ambos por igual, disponiéndose en el artículo 5 llevar dos libros por separado a razón de todos los capitales invertidos, las ventas y producción, pudiendo de La Jara en cualquier ocasión hacer su inspección. Por último Schwager, se reserva el derecho de retirar todo lo aportado cuando así lo estimase necesario, devolviendo los terrenos poniendo así término al contrato.

Pero las influencias de este magnate del carbón, no quedaron sólo arraigadas a la explotación de minas, sino que, también incursionó en el ámbito de las inversiones ferroviarias, concediéndole terrenos fiscales para la construcción de un ferrocarril a vapor entre su establecimiento carbonífero y el puerto, por decreto ley fechado el 02 de septiembre de 1878.

Durante los últimos años de su vida, se vio en la obligación de viajar a Londres para someterse a nuevos tratamientos médicos, producto de su inestable estado de salud; la partida se realizó a principios del año de 1882, la cual es retratada por Albert Chadowicki en uno de sus diarios:

"Nuestras despedidas fueron cortas pero emocionantes, desgraciadamente él no era ahora. sino una ruina de lo que había sido i abrigábamos pocas esperanzas de volver a verlo, a menos que el reposo y el viaje restablecieran su salud en grado mayor de lo que se podía esperar. Iba acompañado de sus hermanas Marion i Carolina i de los niños de Marion, Freddie i Minna, además de dos sirvientas i una nurse, i de mrs Petera como dama de compañía. Una verdadera caravana."

En junio 24 del año 1892 muere Federico Guillermo Schwager Maginnes frente a las costas de Brasil (Pemambuco), permaneciendo durante dos años sepultado en el extranjero. Luego de ese tiempo, sus restos fueron repatriados para ser depositados en el cementerio protestante de Valparaíso. En su testamento dejó una donación generosa para hacer un hospital en beneficio de la población de Puchoco.

En el año 1892, Federico Schwager, había hecho efectiva la compra de las minas de Punta de Puchoco, inundadas en 1881, a los descendientes de G. Délano (sucesión Délano), que en conjunto con los establecimientos de Boca Maule y la "Huerta", constituyeron la "Compañía carbonífera y de fundición Schwager". Fundada el año de 1892, por expresa voluntad de Federico Schwager, antes de su fallecimiento. Para esto, se fijó un capital inicial de la Compañía en 500.000 libras esterlinas, lográndose llevar a cabo la extracción mineral de las minas, "Santa María", Chiflón N° 4, posteriormente, pique "Colico", "Pique N° 2," Y "Chiflón N° 6", que paralizaron sus labores en las dos primeras décadas del siglo XX, continuándose la explotación en los Chiflones N° 1,2 Y 3, de Puchoco.

F. G. Schwager no tuvo descendencia, puesto que no se casó, que perpetuase su poder y control de la empresa por el construida. Esta acción correspondió a su hermana Carolina Schwager de Mac­Donald, la que continuó explotando las vetas de carbón, y aumentó los caudales de la empresa carbonífera. Cuando murió en el mes de mayo de 1928, dejó a sus sobrinos Federico Claude Schwager y Minna Claude Schwager una herencia de $48 millones de peso, quedando a cargo de Federico Claude la administración de la Compañía para la década de 1930.

La familia Claude es originaria de Francia, de tendencia protestante, (Hugonotes), sus antepasados fueron expulsados luego de la dictaminación del Edicto de Nantes en el 1685, radicándose en Holanda, y más tarde, en Alemania.

Los Claude que se ligan a la familia Schwager, pertenecen a la tercera generación, y provenían de la ciudad Polaca de "Danzig", siendo Adolfo Claude III quien desposa a Marión Schwager en el 1860.
El matrimonio Claude Schwager, tiene dos hijos, Federico Claude Schwager y Minna Claude Schwager (nombre dado en honor a su abuela).

Ellos son los últimos representantes del apellido Schwager, que estuvieron ligados a la compañía carbonífera de fundición.

Federico Schwager en pdf

 

 

 

Datos locales

Les podemos contar que somos vecinos a la Ciudad de Concepción, al norte y la ciudad de Lota en el sur.

Tenemos un gran número de fotos que iremos agregando más adelante, avisos económicos gratis, y secciones como su opinión, entre otras.

 

 

Fotos via satélite google
 
 

 

 

Coronel Centro

 

click para expandir

Playa blanca - dos - tres - cuatro

 

Coronel centro

 

 

 

Playa Blanca

&

tres - cuatro -

 

patagual - dos -tres

&

Sector Lo rojas - dos

&

Sector Schwager - dos -

sector maule - dos

&

sector Pob. berta - V. Mora liceo comercial

 

 

 

 

Buscadores

Google

[ Yahoo! España]

 

 

MSN Search

 

 

 

Coronel Chile
 

Publicidad
 

Coronelcity - Servicios a Empresas

 

Artesanía en Carbón

 

shakira

Pop & Zona

 

rock y metal coronel

Rock & Metal

Tuning

tuning pintura de autos

Pintura de Automoviles

 

Coopere con este sitio web inscribiéndose en mercadolibre desde aquí

 
   

coronelcity.cl

©2008